1989: El año que cambió mi vida

Por: Ana Lucía Ortega ©

Recuerdo que en año 1989, mientras caía el muro de Berlín y con él se derribaba el símbolo de una era en el mundo, yo me encontraba en el Instituto Oficial de Radio y Televisión de Madrid haciendo un curso de técnicas audiovisuales para periodistas en ejercicio.

Entonces me dedicaba al periodismo televisivo y mi ambición era mejorar mis conocimientos sobre lenguaje cinematográfico y prensa audiovisual. Una de las enseñanzas que más me apliqué fue la dedicada a la construcción del guión. Se trataba de entender cómo se podía estructurar un guión. Eso quiere decir, la fragmentación del “argumento” en escenas que debían estar convenientemente enlazadas mediante un montaje que diera respuesta a las necesidades dramáticas de la narración.

De esta máxima se desprendía que el “argumento” es una entidad. Que esta “entidad” debería fragmentarse posteriormente en escenas. Que estas “escenas” deberían estar encadenadas a través de un montaje que dependía del estilo del guionista pero cuyo objetivo se encaminaría obligatoriamente a mantener un nivel de dramatismo que enganchara al espectador todo el tiempo de la proyección de la película o programa.
El Punto de Partida era importantísimo. Y lo sigue siendo por supuesto. Es lo que atrapa al espectador, al televidente. En este punto se presentan los personajes y la trama. Y a esta sección se le denomina “macroestructura” porque es el paquete donde se presenta el producto por llamarlo de alguna forma coloquial.

Dentro de esa macroestructura hay que conseguir mantener la atención la mayor parte del tiempo por lo cual se apela a una regla de tres. Ésta se basa en que los primeros tres minutos son cruciales. En una serie o telenovela, también serán cruciales los tres primeros capítulos y después de estas emisiones, la tercera semana de las entregas de los siguientes capítulos. Seguir esta regla garantiza crear un “punto álgido” que mantenga al espectador enganchado y espectante. No se aburrirá.

Aunque estos eran conceptos que se aplicaban al mundo del cine y de las series televisivas, lo más interesante era que, también era aplicable a los programas informativos.

Tuve la oportunidad de aprovechar estos conocimientos poniéndolos en práctica en la redacción de programas informativos donde estuve trabajando durante varios años como guionista y realizadora de televisión. Mis trabajos fueron conocidos. Se hablaba de ellos. Recuerdo a un maestro genial –Daniel Diez- que entonces me ayudó a transformar algunas de mis ideas en escenas, aquellas a las que les costaba hablar por sí mismas a través de un vídeo en programas informativos de gran formato. Aprendí a usar el suspense, la intriga, la discusión enriquecedora.

  • Aprendí a comunicar mediante imágenes y silencios.

 

  • Aprendí a enlazar las imágenes para dar un sentido a la narración. A que la narración visual hablara por sí sola. Aprendí a prescindir de las palabras, las oraciones y las frases. Una imagen vale más que cien palabras.

Tengo un recuerdo magnífico de las horas que pasábamos en la sala de edición y de nuestras controversias bien avenidas sobre los personajes, sus conflictos y cómo todo podía ser mejorable.

Así me formé. Así me desarrollé. Luego eché a volar sola. Como cualquiera que pierde el plomo de los pies cuando sale de la Universidad y se siente seguro de emprender el camino sin apoyos.

Además del muro de Berlín, aquél año 1989 cayó ejecutado el dictador comunista rumano Ceaucescu. El escritor español Camilo José Cela ganó el Nobel de Literatura y yo tuve la ocasión de entrevistarlo junto a mi colega Sully Fuentes en su casa de Guadalajara.

Desde su terraza se veía una vista sublime de Madrid.

DSC00940 (2)

 

1989-2013

Ana Lucía Ortega ©

Cómpralo ya y ¡alucina! ¡La propia vida es la novela!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies