Hacia dónde va la radio (II)

Texto y multimedia: Ana Lucía Ortega ©

Behringer B-1, el microfonoComo os comentaba en la entrada previa sobre la radio en el día de ayer, la era digital ha abierto nuevas perspectivas a las que la radio no es ajena. Han surgido nuevos protagonistas en el escenario. Y un ejemplo que he estado investigando por el interés que despierta y las posibilidades que ofrece es la radio digital.

Como su nombre indica, es una trasmisión que se escucha a través de internet, lo cual la convierte en exclusiva en cierta medida porque todos los habitantes del planeta no poseen un Smartphone. Se calcula que sólo un 10% de la población mundial lo tiene. Sin embargo, dependiendo del país, la estadística sufre un cambio.

Por ejemplo, el 90% de la población de Singapure es dueño de uno. En segundo lugar está Hong Kong con el  61%, y en el tercero se encuentra Suecia con un  52%. La tendencia en el resto de Europa desciende al 40. Le siguen Estados Unidos, con el 35% de sus  habitantes y Canadá con el 39%. Latinoamérica tiene cifras más bajas, hasta llegar al porcentaje más inferior en la India con sólo un tímido 3.

Sin embargo, los dueños de Smartphones constituyen solo una porción del público objetivo para una radio digital. Hoy en día internet está en la industria, en las empresas, en los hogares, escuelas y universidades, organismos públicos e internacionales. La mayor parte de los negocios intenta hacerse un hueco en el ciberespacio. Ha nacido la blogosfera. Es difícil estar de espaldas a la era digital.

Por lo tanto, el público de la radio digital existe. Es un público que puede darse el lujo de disfrutar de una “radio a la carta” y elegir escuchar el programa en streaming o en cualquier momento del día que mejor se adapte a sus horarios, o en cualquier lugar del mundo.

 

Esta comodidad, el goce de un sonido claro sin interferencias, y la posibilidad de interactuar con otras tecnologías como los foros, chats, encuestas, etc., se añadeniPod+Bose a la ventaja del acceso a contenidos exclusivos y a programas radiofónicos realizados con esmero.

Esta tecnología apareció en el año 2004 bajo la denominación de podcasting la cual se basa en la difusión de archivos multimedia, tanto de audio como de video, permitiendo además el sistema de redifusión comúnmente utilizado en las páginas web bajo las siglas RSS (Really Simple Syndication). Combinar esto con archivos mp3 es una forma diferente de escuchar radio: con contenidos exclusivos por vía digital. Sin embargo, a pesar de que han pasado casi diez años desde esta novedad, hoy la radio española no se ha lanzado de cabeza en internet. Solo se ha conseguido volcar la programación tradicional en FM a la red.

Para nosotros el camino es claro. Apostar por la radio digital, la interactividad con un público moderno y digitalizado que consumirá una “radio a la carta”.

Cómpralo ya y ¡alucina! ¡La propia vida es la novela!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies