A propósito de los cambios en Cuba

LA CUBA CONTRADICTORIA

Por: Ana Lucía Ortega, periodista ©

Sunset in Havana
La entrada del año 2000 supuso -en muchos casos así fue- la ruptura de esquemas sociales, políticos, culturales y diplomáticos. Valores presuntamente indestructibles se quebraron ante el empuje de este cambiante mundo nuevo dominado por la información, que hoy es el eje de la sociedad y de la vida. La familia y el puesto de trabajo fijo pasaron a ser valores de una era pasada, aunque el hombre añore aquella época de estabilidad y luche por su reconquista. Quizás esta lidia sea como arar sobre el mar. O intentar plantar la buena cimiente en terrenos rocosos. Asistimos a infinidad de momentos donde se destrozan los mitos.  Precisamente en el año 2000 nos enteramos que la principal institución estadounidense de investigación histórica, la Smithsonian Institution, puso en tela de juicio la autenticidad del documento conocido como Mapa de Vinland que hasta entonces se había considerado la única prueba de que navegantes nórdicos habían llegado a las Américas antes que Cristóbal Colón en 1492. Mañana seremos los primeros, o tal vez los últimos, en conocer el descubrimiento postrero, que ha dado sepultura al siguiente mito.
A finales de 1999 nos habíamos adaptado a la destructiva idea de que la hecatombe llegaría de la mano del famoso efectodosmil. Y como ésta no se presentara -salvo en minúsculos e imperceptibles errores cibernéticos-, nos quedamos navegando inmersos en las marismas de la contemporaneidad, boquiabiertos y aún expectantes, porque era imposible que nada hubiera sucedido. Algo similar a lo acontecido en Cuba después de la famosa visita papal, en enero de 1998, cuando el status quo asfixiante y sempiterno borró las reminiscencias del júbilo experimentado por todo un pueblo, esperanzado en los cambios a los que, supuestamente, estaba abocada la Isla.

No nos percatamos entonces que el efectodosmil ya se venía gestando desde antes, venía desgranándose encima de nuestras cabezas, como la llovizna que se precipita con mansedumbre otoñal sobre las calles húmedas y poco a poco va calando nuestras vestiduras adquiridas a precio de oro en los avances de temporada de los grandes almacenes, o en las rebajas de los últimos días entre los meses de febrero a marzo a principios de año. Y el calado se torna peligroso cuando en lugar de penetrar los textiles, intenta acceder a los vericuetos cerebrales de los sujetos, y entonces inunda la materia gris. Si esto llega a suceder ya el homo sapiens ha comenzado el ascenso de la colina donde se extinguen los recuerdos, y las emociones dejan de pertenecer al universo de los sentidos.

Ya antes del año 2000 en Cuba empezaron a suceder rarezas, lo cual, en lenguaje cibernético, queda traducido como un pseudo-efectodosmil. Estas anomalías no estaban constreñidas al territorio insular, sino a todo lo que guarda relación con la palabra cubano, y que ejercía influencias fuera de las fronteras de esa nación con aspecto físico de cocodrilo, y que casi siempre los niños colorean con pigmentos verdes. Otra contradictoria extravagancia, porque el verde es por costumbre, el color de la esperanza. Y así fue que empezó a comercializarse en España, cuando ya ni él mismo lo esperaba, la voz del compatriota Compay Segundo, a través de un slogan que pregonaba “el sabor más añejo de la música cubana”.

Foto tomada de internet http://rlesh.mogno.com/ Liborio representa al pueblo cubano
Foto tomada de internet http://rlesh.mogno.com/
Liborio representa al pueblo cubano

Lo antiguo y lo moderno consiguen a veces llegar a un estado de igualdad. Y así pudimos captar un buen día en el éter de Madrid, las festivas notas de la Buena Onda, interpretadas por el novel grupo cubano Moneda Dura, que llegó a ser considerado en España como la revelación del pop-rock antillano. Estos chicos tuvieron la suerte de que la Warner los descubriera y los sacara a tiempo de las marismas caribeñas, antes que tuviera lugar el posterior anquilosamiento que aqueja a los desencantados culturales e intelectuales. Aunque también se ha demostrado que estas afecciones no hacen mella en cualquier clase de sujeto, y el maestro Compay Segundo fue excelente prueba de ello. Por suerte para la música cubana.
Las rarezas persistieron como la mala hierba y en la Isla empezaron a aprender márketing y gestión de recursos humanos los directivos privilegiados, gracias al empeño de la Unión Europea que financió un curso de administración de empresas, del cual saldrían los educandos castristas con el Diploma Europeo de Administración y Dirección de Empresas. Profesores catalanes, madrileños, portugueses, parisinos y londinenses, se limpiaban el sudor que el trópico causaba en sus blancas pieles, poco acostumbradas al intenso sol del Caribe, mientras seducían con su verborrea a los cien directivos castristas que aprendían cómo funciona el oprobioso, malévolo, y destructor sistema capitalista.

 

Humorista cubano criticando con una buena dosis de choteo las desigualdades que se sufren en Cuba

Aunque sabían a la perfección que, de todo lo aprendido en las aulas donde se enseñaba el capitalismo en Cuba, solo podría aplicarse en la economía insular un ajustado 30 porciento, el experimento siguió su curso. Los alumnos demostraban una insospechada curiosidad por asistir a las clases, que por lo visto, generaban en todos una gran capacidad de invención. Muchos propusieron la genial idea de crear más y más paladares o los negocios ambulantes con carritos, los mismos que siempre habían existido en este país durante el período pre-revolucionario. O sea, que hasta para reinventar el agua fría o el chocolate caliente, los dirigentes cubanos tenían y tienen que aprender capitalismo.
El primero de estos cursos de doce semanas de duración se efectuó en La Habana en 1999. La composición del alumnado era de 40 directivos de empresas, 30 profesores universitarios y 30 jóvenes graduados. El impacto de los dos primeros cursos fue tal, que ese mismo año la enseñanza se había extendido hasta Santiago de Cuba, y la composición de los discípulos varió inclinando la balanza hacia los altos dirigentes entre los cuales podían hallarse jefes de hoteles y centrales azucareros. ¡Paradojas del socialismo!

 Continuará….

banderas cuba y usa coche
Foto tomada de internet. Los cubanos avisoran cambios en medio de una Habana en ruinas

 

Ana Lucía Ortega  ©

 

Bibliografía consultada:

Constitución Cubana 2003

Gaceta Oficial de la República de Cuba

Venezuela Rebelde. Solidaridad versus dinero.

Informe Anual comisión interamericana de derechos humanos

Periódicos Granma (Cuba), Juventud Rebelde (Cuba) y El País (España)

Archivo personal de la autora

Nota: Este artículo -inédito- lo terminé en el año 2013. Lo publico ahora en el blog webperiodismo porque la actualidad cubana es intemporal. O eso opino yo. Son pasajes de hechos ocurridos en Cuba durante varios años. Ahora se avisora un cambio que tiene una importancia excepcional. La expectación no solo tiene lugar en Cuba y Estados Unidos, sino en todo el mundo.

Cómpralo ya y ¡alucina! ¡La propia vida es la novela!

2 Comments on A propósito de los cambios en Cuba

    • Estimado: Con ese seudónimo que usted gasta debe de ser una persona absolutamente transparente en sus ideas y principios. Yo escribo sobre experiencias vividas y me baso en información contrastada durante años de trabajo en medios de prensa de Cuba y el extranjero. Si usted conoce a Cuba mejor que yo, -lo cual no pondré en duda- podrá decir “cantandoclaro” toda esa verdad que ha sido vedada a mi conocimiento. ¡Lástima que no lo hace! Puede que encuentre personas que piensen como usted. Y puede que haya mucho incrédulo pululando por ahí.
      Cada uno tiene sus experiencias, y le puedo asegurar que tengo muchas, desde las vividas en la redacción de una televisión nacional donde el periodismo estaba amordazado, hasta las colas para montar un autobús o comprar una libra de papas. Si en una cosa tiene usted razón es, en que la mitad de la verdad cubana no se conoce. Su comentario en esta entrada es tan respetable como grosero, ordinario y barriobajero. Muchas gracias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies